A ti no te salvó el feminismo

separator

Ayer leí algo en las RRSS que activó en mí la necesidad de escribir este post. Una chica comentaba que a ella “la había salvado el feminismo”, porque gracias a ello había dejado a una pareja tóxica, etc… Pero también he leído esto aplicado a muchas otras cosas.

Personas que en momentos críticos de su vida, de suma tristeza, depresión, ansiedad, angustia, desesperación sin saber cómo recomponer su vida o hacia donde ir “de repente” les salva hacerse veganos, les salva la música, el deporte, el yoga ntroduzca aquí lo que sea].

Y yo hoy vengo a desmentir eso y a animaros a poner consciencia y analizar de forma más objetiva la realidad.

TE HAS SALVADO TÚ. POR TI MISMA. SOLA.

Pues sí, en el momento en el que hiciste click y te agarraste al feminismo, a al deporte, a la alimentación, a un guía espiritual y con eso cambiaste tu vida a mejor.

La llave de tu libertad está dentro de ti

Todo eso son “formas” pero lo importante y lo verdadero es el “fondo”. Y eso siempre lo pones tú.

Yo misma lo viví, podría decir que Laura Gutman me salvó de la locura en el puerperio (sé de unas cuantas que se tirarán de los pelos al leer esto), pero en realidad no fue ella (aunque al principio creí que sí, y me sentí como una devota de ciega fé).

Fue mi consciencia, mi criterio, mi deseo y mi acción. Sus libros fueron un estímulo externo que activaron algo que ya estaba DENTRO DE MI, todo el tiempo. Y tanto eso como todo el trabajo que vino después ha sido, es y será, siempre mérito mío. Seguí leyendo, documentándome, aprendiendo, conociéndome y mejorando día a día inspirándome en personas, disciplinas, y también equivocándome.

Por eso hay gente que dice que hace yoga y “no siente nada”, por eso hay gente que lleva una alimentación saludable estricta y “perfecta” y son sumamente infelices, porque están aferrados a lo externo, esperando que “aquello les cambie la vida”, en lugar de buscar la manera de CONECTARSE A SI MISMOS.

Así que yo hoy te propongo que te reconozcas el trabajo hecho, que no se lo atribuyas a nadie, sino que utilices esas formas como herramientas para conseguir tu propósito de tener una vida plena y rica, una versión de ti más consciente y alineada a tu esencia.

Porque esa forma de verlo te hará consciente de la verdadera libertad que reside en ti, y entonces, cuando conectes con ese poder que tienes sabrás exactamente hacia donde quieres ir, y paso a paso encontrarás tu camino.

Noelia Rodriguez Izquierdo